CÓMO ELEGIR EL MEJOR RELLENO NÓRDICO | SANCARLOS.ES

Dormir con un nórdico nos facilita el descanso que necesitamos. Abrigan más que un edredón o una manta y son mucho más ligeros y cómodos. Además, podemos cambiar el aspecto de nuestro dormitorio fácilmente utilizando las fundas nórdicas que más nos gusten.

 

La primera decisión que debemos tomar es saber si queremos un relleno nórdico de plumón o sintético. La diferencia principal entre ambos está en la naturaleza de su composición interior. El origen de la pluma y el plumón es siempre un ave, fundamentalmente patos y ocas. Por el contrario, en los rellenos nórdicos sintéticos, el interior son fibras de origen no natural: microgel, poliéster, guata acrílica. Esto, a su vez, marca una diferencia entre el poder térmico de ambos rellenos. Un relleno de plumón siempre proporciona más calor que un relleno sintético.

Pasamos ahora a analizar las características de cada uno de ellos. Comenzamos con el color de las plumas del interior de nuestro edredón; varia de un tono blanco a un tono más natural, tipo beige. El origen de las plumas puede ser reciclado o bien virgen. Este último será totalmente blanco pues nos indica que son totalmente nuevas. Sancarlos por su parte usa en todos sus rellenos nórdicos plumas vírgenes. 

Todas las plumas son previamente lavadas y aireadas para evitar malos olores y asegurar la calidad de todas ellas.

En ocasiones nos hemos planteado la pregunta sobre, ¿Cuál es la diferencia entre pluma y plumón?. Un relleno nórdico a base de plumas es aquel que cuenta con la caña de la pluma; por el contrario el plumón  será sólo la esencia de la pluma, dando lugar a un relleno nórdico más ligero proporcionando más calor.

Tanto el relleno a base de plumas como el de plumón que nosotros proporcionamos cuentan con el sistema KASSETTEN. Sirve al relleno a que sea siempre uniforme, pues las plumas no pueden desplazarse y el calor siempre se guarda a la perfección.

El relleno nórdico de plumón, cuenta con un tratamiento Down Proof. Este ayuda a que no se escape el plumón garantizando la estabilidad de nuestro nórdico por más tiempo. Realizado con algodón satinado de calidad superior ya que lleva el doble de pasadas de hilo.

El gramaje nos indica el nivel de calor que puede proporcionarnos, será el numero de gramos de pluma por m² . Debemos tener en cuenta el calor que hay en nuestra habitación y la época del año en que nos encontramos; pues podemos escoger un nórdico de más o menos gramaje.

Algunos nórdicos son conocidos porque se usan en las cuatro estaciones del año. Estos están compuestos por la suma de dos nórdicos, uno suele ser de mayor gramaje que el otro, de tal forma que podemos disponer de tres composicones de rellenos según nuestras necesidades. Ambos rellenos se pueden unir mediante botones colocados en los laterales.

Por el contrario, existe la posibilidad de un relleno sintético; para las personas alérgicas, con problemas de piel o amantes de la naturaleza seria la opción ideal. El relleno sintético, evita el crecimiento de microorganismos evitando así alergias y enfermedades cutáneas.

El interior de los rellenos nórdicos sintéticos  puede ser microgel o polipluma.  La polipluma es fibra hueca siliconada por el contrario, el relleno microgel  tiene un aspecto más grueso y un tacto similar la del plumón. Ambos repelen la humedad, el polvo y evitan la proliferación de hongos. Dermatológicamente probado es biodegradable, funcional y de fácil limpieza.

En cuanto al mantenimiento de nuestro nórdico, será importante lavarlo al  principio de la temporada y al final, para asegurarnos de que esté en condiciones óptimas para su uso. Cada nórdico debe ser tratado y cuidado según las recomendaciones que nos indica su etiqueta.

Os dejamos un resumen con las cualidades de todos nuestros rellenos nórdicos.

 

TABLA RELLENOS NORDICOS

 

Tejidos cómodos, higiénicos, económicos y de gran calidad para tu cama. Nos proporcionaran la calidez y ligereza necesaria que nos haga quedarnos un ratito más en nuestra cama.