Cómo dormir bien? Consejos para un sueño Reparador…

como dormir bien

Remedios para el insomnio. Buscando el sueño profundo.

En nuestra entrada de hoy, vamos a tratar un tema indispensable que nos afecta en el día a día, y que a muchos nos trae de cabeza. Que tengo que hacer para dormir bien?

Por qué es importante dormir bien?

Científicamente hablando, nuestro sueño se caracteriza por presentar cinco etapas diferenciadas. Dependiendo de nuestra respiración, nuestro ritmo cardíaco, la temperatura de nuestro cuerpo y la de nuestra habitación, estas fases serán más o menos reparadoras.

Nuestro cuerpo necesita un mínimo de sueño, que varía dependiendo de nuestra edad y estilo de vida. El mínimo recomendado son de 7 a 8 horas para adultos, y 10 horas para niños.

Respetar estas horas de sueño es parte fundamental tanto para nuestra salud física como mental. No duermes lo suficiente? No respetas las horas de sueño? Te cuesta levantarte por la mañana, o concentrarte en tu trabajo? No puedes dormir, o cómo dormir bien? Si te identificas con alguno de los síntomas que te enumeramos a continuación, puede que tengas un problema real de sueño:

  • Cansancio continuado, somnolencia y dolores musculares…
  • Irritabilidad, estado de ánimo bajo, cambios bruscos de humor, depresión, aumento del estrés y ansiedad
  • Dificultad a la hora de pensar, bajo rendimiento, problemas de concentración, torpeza mental…

Estos son solo algunos síntomas que puedes detectar con facilidad cuando no duermes bien. Además de estos, hay una serie de síntomas que afectan directamente a nuestra salud (problemas cardiovasculares, ritmo cardíaco, obesidad, envejecimiento prematuro…), pero éstos deben ser tratados por médicos y unidades del sueño.

Si tienes somnolencia, trastornos del sueño, o no sabes cómo combatir el insomnio, te vamos a dar unos fáciles consejos, que seguro que hacen que descanses mejor y hagan sentirte con más fuerza y positivisdad en tu día a día.

Consejos para dormir bien

  • Respetar un horario de sueño diario: Intentar crear un hábito en la hora a la que vamos a dormir y la hora en que nos vamos a levantar.
  • Hacer ejercicio regularmente. No hace falta que te machaques en el gimnasio, intenta andar a buen paso todos los días una hora, y verás como esto te ayuda a descansar mejor.
  • No a las cenas copiosas. La cena debe ser ligera, y siempre intentar hacerlo dos horas antes de ir a la cama. La cafeína y la nicotina, no son buenas amigas para un sueño reparador…
  • No a los amantes de la siesta. Intenta no dormir siesta, al hacerlo, puede afectarte a la hora de dormir.
  • Prohibido teléfonos en el dormitorio. Utilizar el móvil en la cama queda terminantemente prohibido. Si puedes prescindir de la TV, mejor que mejor.
  • Te has acostado y no puedes dormir? No te pongas nervios@… Levántate, hazte una infusión de valeriana, manzanilla, melisa o lavanda. Coge un libro que te guste y relájate leyendo un rato.
  • Utiliza melodías relajantes. Sonidos de la naturaleza, melodías agradables… Has probado el Mindfulness? Aprende a relajarte y a respirar bien, y verás como tu calidad del sueño mejora.
  • Una almohada para descansar de verdad. La almohada también es parte importante en nuestro descanso, aquí tienes las mejores almohadas.

Estos son sólo algunos tips para que tu calidad de sueño aumente y al día siguiente te sientas con la suficiente fuerza física y mental para afrontar todo lo que te propongas.

Si aún utilizando estos consejos, sigues teniendo problemas de sueño, no lo dudes, visita a tu médico y poneros manos a la obra en este aspecto.

Por lo que nos toca, en Sancarlos, queremos colaborar a tu descanso diario, por ello te ofrecemos productos como almohadas, protectores de colchón, rellenos nórdicos

Alargando la vida de tus Colchones

 PROTECTORES DE COLCHÓN

¿Has comprado un colchón o una almohada visco-elástica nueva? Que gusto!!!…que comodidad!!!… pero para que no se estropeen y nos duren más tiempo, la mejor idea es comprar un protector de colchón o funda de almohada que alargará el ciclo de vida del producto.

Un buen cubre colchón, además de conservar mejor nuestros colchones, supone, dependiendo del que elijamos, un plus más a nuestros momentos de descanso.

En el mercado hay diferentes tipos de fundas de colchón y protectores de colchón para nuestras prendas de cama.

Si lo que necesitamos es un protector, podemos optar por diferentes opciones dependiendo de lo que estemos buscando. Los hay de diferentes características, y dependiendo del que elijamos tendrá unos cuidados u otros…  Vamos a analizar los modelos más populares que podemos encontrar…

Protectores de Colchón de Rizo Impermeables

La composición del tejido exterior es 100% algodón. Se ajusta como si fuese una sábana bajera y está disponible para largos de colchón de 190 y 200 cm. Su lámina inferior está fabricada en poliuretano, proporcionando impermeabilidad y favoreciendo la transpiración.

En cuanto a sus cuidados, puede ser lavado con un programa y centrifugado normal a una temperatura máxima de 40º. No lavar con lejía, no planchar, no lavar en seco, y si queremos meterlo en secadora, usar un programa suave.

Protector de Colchón Acolchado Reversible

Disponible para cama individual o de matrimonio. Composición del tejido exterior cutí 100% algodón que favorece una óptima transpiración con una gran impermeabilidad. Es un protector anti ácaros y anti bacterias ideal para personas con afecciones respiratorias.

Es fácil conservarlo con el máximo confort. Puede ser lavado con un programa y centrifugado normal a una temperatura máxima de 40º. No lavar con lejía, no planchar, no lavar en seco, y si queremos secarlo en secadora, usar un programa suave.

Toda la protección de colchón que tu cama necesita la tienes en Sancarlos.